La boda de Marta y Oscar: cuando el otoño se volvió cálido

El título del post de hoy tiene múltiples lecturas, porque en efecto fue un día de otoño cálido. Quien nos iba a decir que estaríamos montando en el exterior un 25 de octubre y pasaríamos tanto calor, buscando la sombra como si se tratara del mes de julio. Pero cálido también porque Óscar y Marta no son una pareja cualquiera. Son abiertos, son cálidos, son amor. Ella cumplía por fin el sueño de casarse y él, que era más escéptico en un principio, disfrutó de verla llegar -en tractor, como manda la mejor tradición rústica- y de una tarde noche que fue inolvidable, con los sentimientos a flor de piel, con una estética muy romántica para que su cuento de hadas fuera completo y con una guinda final en forma de concierto. Porque él que es artista es artista, y ellos lo son mucho, los dos, por separado y ahora ya juntos. Os dejamos con el reportaje fotógrafico que captó los mejores momentos y que nos permite seguir disfrutando de tan bonitos recuerdos. ¡Os queremos pareja!








Fotografía: Nacho Alba

1 comentario:

  1. Me encantan los detalles florales que han usado, pero el vestido que lleva la novia es espectacular!!

    ResponderEliminar